ZEPPELIN DISCOS / CATALOGO / AMERICANA - COUNTRY ROCK - SUREÑO - FOLK

MUY RARA Y COLECCIONABLE EDIC. ORIG. Y ADEMAS EN LA SERIE LIMT. Y ESPECIAL DE LA COLUMBIA 360 SOUND STEREO !!

realmente muy complicado de conseguir esta gran pieza de las mejores jams sessions dadas entre musicos como la banda moby grape y al kooper y mike bloomfield en febrero de 1968, un documento unico !! vertiginosas improvisaciones realizadas en un estado de gracia para todos los que aparecen en ella.

Grape Jam es uno de los proyectos más aventureros de finales de los 60s. Se trata de grabaciones improvisadas interpretadas por los miembros de la banda ( Skip Spence, Bob Mosley, Jerry Miller, Peter Lewis, Don Stevenson) y acompañados ocasionalmente al piano por Al Kooper y Mike Bloomfield. El genuino sentido de la improvisación del mejor jazz, queda patente en todos los temas, excepto en "The Lake" que se trata de una experimentación sonora en toda regla

la psycodelia de san francisco..¿Moby Grape? ¿Qué coño de nombre es ése de Moby Grape? Pues Moby Grape era la respuesta a la pregunta "What's big and purple and lives in the ocean?" y uno de los grandes grupos estadounidenses de finales de los sesenta, una mezcla entre los Byrds, Otis Redding, los Beatles y los Jefferson Airplane. Uno de los grupos más desconocidos, también. Menos mal que aquí esta la máquina del tiempo de Mr pHarmacist para poner remedio a esta injusticia manifiesta.

El grupo lo formaron en San Francisco una serie de rebotados de otros conjuntos a finales del 66, cuando el rollo de Frisco estaba en pleno auge (ver entradas anteriores). Sus credenciales eran tremendas, sobre todo las de un viejo conocido de la Gaseosa de Ácido, Skip Spence, que había tocado la rítmica en unos embrionarios Quicksilver Messenger Service y después los tambores en los primeros Jefferson Airplane. Los otros eran menos conocidos, pero unos genios como instrumentistas, como vocalistas y como compositores. Pocos grupos ha habido en los que sus cinco miembros tuvieran mano en las voces y en el repertorio (¿Parchís?).

Se fueron conociendo de maneras inverosimiles, como correspondía a la época y todo encajó rápidamente. Al de un mes de haberse visto por primera vez estaban tocando sus primeros conciertos y al poco les llamó Columbia para ofrecerles lo que no está escrito. Moby Grape fichó y pronto le dejaron un regalo a su discográfica en la forma de uno de los mejores y más versátiles discos de début de la Historia del Rock, el "Moby Grape" de 1967. Todo era aprovechable, desde las canciones más rockeras ("Hey Grandma", "Omaha","Indifference"), pasando por el soul ("Come In The Morning"), el folk-rock ("Sitting By The Window") o las baladas acústicas a tres voces ("8:05″), nada tiene desperdicio y aún hoy se escucha con asombro.

Columbia se encontró con un material tan bueno que no supo qué hacer con él. Así que lo estropearon todo. Cogieron 10 de las 13 canciones, las metieron en cinco singles y las lanzaron simultáneamente, a la vez que el disco larga duración, en un plan para conquistar el mundo sin precedentes desde la Operación Barbarroja Como la mencionada operación el fracaso fue sonado: la gente "in" de Frisco y otros lugares pensaron que eran como los monkees o algún otro grupo prefabricado y pasaron de ellos. Los amantes de la música comercial y de que se lo den todo mascado tampoco entendieron nada, ni las letras ni los discos ni las jetas de los tíos, así que ellos tampoco compraron el disco. Tuvieron algo de éxito, sí, pero no el que merecía esta magna obra.

Por supuesto, desde aquí todo para peor y bien regado de LSD. Se largaron a grabar su segundo disco a Nueva York, pero en cuanto salieron de Frisco se volvieron paranoicos y las cosas empezaron a ir mal. Skip Spence, que ya estaba un poco pirado de antes, empezó a abusar del ácido y se ligó a una bruja que practicaba magia negra y que le empezó a llenar la cabeza de pájaros, heroína e ideas nazis. El caso es que un buen día el bueno de Skippy se cogió un hacha, se montó en un taxi, llegó hasta el hotel donde seguían dándole vueltas al segundo LP e intentó matar a unos cuantos que andaban por ahí (al más puro estilo Jack Nicholson en el Resplandior). Afortunadamente no hizo picadillo a nadie, pero acabó en un psiquiátrico. Desde allí ideó "Oar", una obra de esas low-fi producidas por un lunático tipo Syd Barrett de los Pink Floyd, un "Oar" que ha producido varios hijos bastardos, incluso de la mano de Beck Hansen, pero del que no vamos a hablar aquí. Reclamaciones a antipatica y a la Chica de la tarta, por favor.

El segundo disco,"Wow", que salió hachas mediante, contenía buenos temas, pero se notaba que habían perdido la magia de sus primeros meses. Algunas cosas estaban bien, otras empezaban a mostrar mediocridad. Ocasionales chispazos del pasado cercano como "Can't Be So Bad" o "Motorcycle Irene" y alguna que otra broma, como una canción de Spence que obligaba al oyente a levantarse y cambiar la velocidad angular del tocadiscos de 33 rpm a 78 rpm. Además, venía un disco de regalo, el "Grape Jam", con improvisaciones instrumentales que no llevaban a ningún sitio.

A pesar de la pérdida de Spence, siguieron adelante, aunque el batacazo se presentía. Sacaron el Moby Grape 69′, que era una mierda, pero que irónicamente contenía su mejor canción y el último regalo en forma de canción que les hizo Spence antes de intentar matar a todos los humanos. Aún hoy me estremezco cuando escucho esa canción, "Seeing" y su profético estribillo, en el que Spence vocifera "save me, save me..."

CARATULA

VG++

DISCO

VG++

AÑO

1968

PAíS

EE.UU.

1. Never
2. Boysenberry Jam
3. Black Currant Jam
4. Marmalade
5. The Lake
Grabaciones espontaneas:
6. Grape Jam #2
7. Grape Jam #9
8. Bags'Groove

Peter Lewis – rhythm guitar, vocals
Bob Mosley – bass, vocals
Jerry Miller – lead guitar, vocals
Skip Spence – rhythm guitar, piano, vocals
Don Stevenson – drums, vocals

tambien puede interesarte de nuestro catálogo