3 artículos encontrados
MOSTRANDO 1-3 de 3
Portada

feelin alright

killer groove altin funk.. ORG. EDIT. USA !!

MONGO ACOMPAÑADO POR UNA BANDA INCREIBLE realizando temas inmensos..desde el clasico Feelin' Alright de traffic....incluso se atrave con el In-A-Gadda-Da-Vida de iron butterfly, ...casi nada...el temazo soul . hold on i`m comin.. fever...temas de cream,, tambien el on broadway....los conoces todos pero no, de este modo tan energico .. el fue el mas grande !!! la escucha de este disco es una demostracion de por que mongo santamaria esta en el olympo de los creadores del sonido latino soul funk super sonido en vinilo..todo en EX ESTADO..MUY RARA ORIG. EDIC. USA. Un concierto de Mongo Santamaría era un espectáculo atrapante tanto en los aspectos musicales como en los visuales, e incluso a los 70 años, este percusionista/líder de banda cubano aparentemente sin edad pudo energizar monstruosos estadios como el Hollywood Bowl. Maestro conguero, Santamaría crea del mejor modo un encantamiento con raíces en rituales religiosos cubanos, antes de que sus congas y solos con total dominio sobre los espacios rítmicos entre los latidos mientras su banda tocaba (un potente ejemplo en disco es el hipnótico "Mazacote"). Ha sido enormemente influyente como líder, conduciendo bandas que perduraron que combinan la tradicional charanga con solos al estilo del jazz de vientos y piano, destacándose entre ellos notables como Chick Corea y Hubert Laws. Tambien llegó al rhythm & blues, al rock y al jazz eléctrico en algún momento de su larga carrera. Ramón "Mongo" Santamaría originalemente tocaba el violín hasta que cambió a la batería antes de dejar la escuela para ser músico profesional. Instrumentista en el Tropicana Club de La Habana, Mongo viajó a la ciudad de México con un conjunto de baile en 1948 y luego se mudó a Nueva York en 1950, donde hizo su debut estadounidense con Pérez Prado y pasó seis años intercambiando barreras percusivas con Tito Puente y actuando y grabando con Cal Tjader (1957-60). Las primeras grabaciones significativas de Mongo en Estados Unidos fueron hechas en 1958 para Fantasy; su segundo álbum con ellos, "Mongo" (1959), contenía una composición llamada "Afro-Blue" que rápidamente se transformó en el estándar del jazz latino, tomada por John Coltrane, Dizzy Gillespie y otros. La entrada de Santamaría en el mercado masivo puede haber llegado como resultado de una mala noche en un club nocturno cubano del Bronx en 1962. Según cuentan, solo tres personas había en la audiencia, entonces los músicos decidieron mostrar algunos composiciones nuevas. En ella, el pianista suplente, Herbie Hancock, mostró su nuevo blues, "WaterMelón man". Todos fueron uniéndosele gradualemente, el número se volvió parte del repertorio de Mongo, y cuando el productor Orrin Keepnewz la oyo, llevó la banda a un estudio y grabó un simple que subió al número diez de los charts pop en 1963. El éxito de la polinización cruzada de Santamaría de jazz, rhythm & blues y musica latina en "WaterMelón man" y una serie de discos de Battle y Riverside lo llevaron a realizar un contracto de alto perfil con Columbia que tuvo como consecuencia una onda de discos de baile caliente entre 1965 y 1970. Con un sonido más brillante y de metales emitido por el trompetista Marty Sheller, generalmente haciendo versiones de éxitos del momento, la banda de Santamaría reflejó perfectamente el estilo a go go de los años sesenta, y Mongo continúo mezclando generos en los setenta. Desde entonces, Santamaría ha vuelto a su base afrocubana, grabando para Vaya a principios de los setenta, formando grupo con Gillespie y Toots Thielemans para un concierto en vivo en Montreaux para Pablo en 1980, grabando varios discos para Concord Picante (1987-1990), una sola obra para Chesky en 1993 y un regreso a Fantasy a través de su subsidiaria Milestone en 1995. Murió el 1 de febrero de 2003 en el hospital Baptist de Miami a consecuencia de un derrame cerebral.

1970

17,99 €

14,99€

Portada

mongomania

KILLER LATIN GROOVE !! ORIG. EDIT.

MONGO ACOMPAÑADO POR UNA BANDA INCREIBLE..SUENA COMO UNA MAQUINA BIEN ENGRASADA..EL GRAN HUBERT LAWS EN LA FALUTA ENTRE OTROS EX ESTADO..MUY RARA ORIG. EDIC. USA. EDITADA EN EL SELLO SPECILA 360 SOUND COLUMBIA RECORDS Un concierto de Mongo Santamaría era un espectáculo atrapante tanto en los aspectos musicales como en los visuales, e incluso a los 70 años, este percusionista/líder de banda cubano aparentemente sin edad pudo energizar monstruosos estadios como el Hollywood Bowl. Maestro conguero, Santamaría crea del mejor modo un encantamiento con raíces en rituales religiosos cubanos, antes de que sus congas y solos con total dominio sobre los espacios rítmicos entre los latidos mientras su banda tocaba (un potente ejemplo en disco es el hipnótico "Mazacote"). Ha sido enormemente influyente como líder, conduciendo bandas que perduraron que combinan la tradicional charanga con solos al estilo del jazz de vientos y piano, destacándose entre ellos notables como Chick Corea y Hubert Laws. Tambien llegó al rhythm & blues, al rock y al jazz eléctrico en algún momento de su larga carrera. Ramón "Mongo" Santamaría originalemente tocaba el violín hasta que cambió a la batería antes de dejar la escuela para ser músico profesional. Instrumentista en el Tropicana Club de La Habana, Mongo viajó a la ciudad de México con un conjunto de baile en 1948 y luego se mudó a Nueva York en 1950, donde hizo su debut estadounidense con Pérez Prado y pasó seis años intercambiando barreras percusivas con Tito Puente y actuando y grabando con Cal Tjader (1957-60). Las primeras grabaciones significativas de Mongo en Estados Unidos fueron hechas en 1958 para Fantasy; su segundo álbum con ellos, "Mongo" (1959), contenía una composición llamada "Afro-Blue" que rápidamente se transformó en el estándar del jazz latino, tomada por John Coltrane, Dizzy Gillespie y otros. La entrada de Santamaría en el mercado masivo puede haber llegado como resultado de una mala noche en un club nocturno cubano del Bronx en 1962. Según cuentan, solo tres personas había en la audiencia, entonces los músicos decidieron mostrar algunos composiciones nuevas. En ella, el pianista suplente, Herbie Hancock, mostró su nuevo blues, "WaterMelón man". Todos fueron uniéndosele gradualemente, el número se volvió parte del repertorio de Mongo, y cuando el productor Orrin Keepnewz la oyo, llevó la banda a un estudio y grabó un simple que subió al número diez de los charts pop en 1963. El éxito de la polinización cruzada de Santamaría de jazz, rhythm & blues y musica latina en "WaterMelón man" y una serie de discos de Battle y Riverside lo llevaron a realizar un contracto de alto perfil con Columbia que tuvo como consecuencia una onda de discos de baile caliente entre 1965 y 1970. Con un sonido más brillante y de metales emitido por el trompetista Marty Sheller, generalmente haciendo versiones de éxitos del momento, la banda de Santamaría reflejó perfectamente el estilo a go go de los años sesenta, y Mongo continúo mezclando generos en los setenta. Desde entonces, Santamaría ha vuelto a su base afrocubana, grabando para Vaya a principios de los setenta, formando grupo con Gillespie y Toots Thielemans para un concierto en vivo en Montreaux para Pablo en 1980, grabando varios discos para Concord Picante (1987-1990), una sola obra para Chesky en 1993 y un regreso a Fantasy a través de su subsidiaria Milestone en 1995. Murió el 1 de febrero de 2003 en el hospital Baptist de Miami a consecuencia de un derrame cerebral.

1967

17,99€

Portada

explodes at the village gate

afro blue, KILLER LATIN GROOVE !! ORIG. EDIT.

MONGO ACOMPAÑADO POR UNA BANDA INCREIBLE..SUENA COMO UNA MAQUINA BIEN ENGRASADA..EL GRAN HUBERT LAWS EN LA FALUTA ENTRE OTROS..quiza la mejor version del clasico tema Afro Blue MUY RARA ORIG. EDIC. USA. EDITADA EN EL SELLO 360 SOUND COLUMBIA RECORDS Un concierto de Mongo Santamaría era un espectáculo atrapante tanto en los aspectos musicales como en los visuales, e incluso a los 70 años, este percusionista/líder de banda cubano aparentemente sin edad pudo energizar monstruosos estadios como el Hollywood Bowl. Maestro conguero, Santamaría crea del mejor modo un encantamiento con raíces en rituales religiosos cubanos, antes de que sus congas y solos con total dominio sobre los espacios rítmicos entre los latidos mientras su banda tocaba (un potente ejemplo en disco es el hipnótico "Mazacote"). Ha sido enormemente influyente como líder, conduciendo bandas que perduraron que combinan la tradicional charanga con solos al estilo del jazz de vientos y piano, destacándose entre ellos notables como Chick Corea y Hubert Laws. Tambien llegó al rhythm & blues, al rock y al jazz eléctrico en algún momento de su larga carrera. Ramón "Mongo" Santamaría originalemente tocaba el violín hasta que cambió a la batería antes de dejar la escuela para ser músico profesional. Instrumentista en el Tropicana Club de La Habana, Mongo viajó a la ciudad de México con un conjunto de baile en 1948 y luego se mudó a Nueva York en 1950, donde hizo su debut estadounidense con Pérez Prado y pasó seis años intercambiando barreras percusivas con Tito Puente y actuando y grabando con Cal Tjader (1957-60). Las primeras grabaciones significativas de Mongo en Estados Unidos fueron hechas en 1958 para Fantasy; su segundo álbum con ellos, "Mongo" (1959), contenía una composición llamada "Afro-Blue" que rápidamente se transformó en el estándar del jazz latino, tomada por John Coltrane, Dizzy Gillespie y otros. La entrada de Santamaría en el mercado masivo puede haber llegado como resultado de una mala noche en un club nocturno cubano del Bronx en 1962. Según cuentan, solo tres personas había en la audiencia, entonces los músicos decidieron mostrar algunos composiciones nuevas. En ella, el pianista suplente, Herbie Hancock, mostró su nuevo blues, "WaterMelón man". Todos fueron uniéndosele gradualemente, el número se volvió parte del repertorio de Mongo, y cuando el productor Orrin Keepnewz la oyo, llevó la banda a un estudio y grabó un simple que subió al número diez de los charts pop en 1963. El éxito de la polinización cruzada de Santamaría de jazz, rhythm & blues y musica latina en "WaterMelón man" y una serie de discos de Battle y Riverside lo llevaron a realizar un contracto de alto perfil con Columbia que tuvo como consecuencia una onda de discos de baile caliente entre 1965 y 1970. Con un sonido más brillante y de metales emitido por el trompetista Marty Sheller, generalmente haciendo versiones de éxitos del momento, la banda de Santamaría reflejó perfectamente el estilo a go go de los años sesenta, y Mongo continúo mezclando generos en los setenta. Desde entonces, Santamaría ha vuelto a su base afrocubana, grabando para Vaya a principios de los setenta, formando grupo con Gillespie y Toots Thielemans para un concierto en vivo en Montreaux para Pablo en 1980, grabando varios discos para Concord Picante (1987-1990), una sola obra para Chesky en 1993 y un regreso a Fantasy a través de su subsidiaria Milestone en 1995. Murió el 1 de febrero de 2003 en el hospital Baptist de Miami a consecuencia de un derrame cerebral.

1967

17,99€